Instalación ex novo de piscina en terreno común. Mayoría necesaria y pago de los gastos

Tu audiencia y tus objetivos deciden
28/02/2015
Ayudas Informe de Evaluación del Edificio en Murcia
04/03/2015
Mostrar todo

Instalación ex novo de piscina en terreno común. Mayoría necesaria y pago de los gastos

Nos realiza el presidente de una comunidad de propietarios la siguiente consulta . ¿ Que mayoría es necesaria para instalar una piscina en un terreno común? Como administradores de fincas colegiados de Murcia le asesoramos jurídicamente para no tener ningún problema en su comunidad de propietarios.

En la LPH antes de la modificación de junio de 2013, la construcción de una piscina en el patio común requería el acuerdo unánime del total de los propietarios, pero tras esta modificación ¿Se requiere actualmente unanimidad o por el contrario sería suficiente el voto de las tres quintas partes que a su vez sumen más de las tres quintas partes del total de cuotas de participación de la Comunidad? En caso de ser suficiente con los tres quintos y dando por hecho que el coste excederá de 3 mensualidades ordinarias de gasto, ¿obligaría al pago de la obra a aquellos propietarios que manifestaran su voto en contra a la misma?

Como Administradores de fincas colegiados le proponemos la siguiente Solución 


La doctrina jurisprudencial que interpretó el entonces vigente párrafo 2º del art.17.1 LPH –EDL 1960/55-, negó que la instalación de una piscina, u otra instalación deportiva, tuviera el carácter de servicio común de interés general, necesario para que dicha obra pudiera realizarse con la mayoría especial contemplada entonces en dicho apartado, por lo que remitía a la unanimidad.

Tras la reforma de la LPH por la Ley 8/2013 de 26 de junio –EDL 2013/104919-, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, la doctrina jurisprudencial relativa a esa falta de carácter de servicio común de interés general sigue vigente, siendo necesario revisar lo dicho respecto de la unanimidad dadas las nuevas reglas establecidas en la Ley, en la medida en que en la actualidad cabe incluir este supuesto entre las modificaciones de la estructura o fábrica del edificio Cabría también la posibilidad de incluir este tipo de cuestiones entre las modificaciones de la estructura o fábrica del edificio o de las cosas comunes del art.10.3.b LPH y 17.4 LPH –EDL 1960/55-, de modo que sería exigible el acuerdo de las tres quintas partes de votos y cuotas para instalación de la piscina.


Ahora bien, una cosa es el acuerdo y otra el gasto. Así, por aplicación del art. 17.4 LPH “cuando por el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, se adopten válidamente acuerdos, para realizar innovaciones, nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridos para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble, no exigibles y cuya cuota de instalación exceda del importe de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes, el disidente no resultará obligado, ni se modificará su cuota, incluso en el caso de que no pueda privársele de la mejora o ventaja. Si el disidente desea, en cualquier tiempo, participar de las ventajas de la innovación, habrá de abonar su cuota en los gastos de realización y mantenimiento, debidamente actualizados mediante la aplicación del correspondiente interés legal”.  Excediendo la creación de la piscina de ese importe será una mejora necesaria y no podría repercutírse el coste de la instalación a este propietario .

Base de datos suscritos «el derecho» 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *